BIENVENIDO AL SIGLO DE ORO HOLANDÉS

Somos la élite del Siglo de Oro (Siglo XVII). El comercio florece, el dinero entra a raudales, y así queremos que se mantenga. En casa, en nuestras ciudades, no permitimos que nada altere nuestra actividad diaria y mantenemos la paz y la tranquilidad con una red de seguridad social. Pero en el mar y en nuestras colonias no retrocedemos ante la violencia.

AMSTERDAMESES QUE HAN TRIUNFADO

Toda Europa obedece a soberanos y nobles, pero aquí en Holanda somos nosotros, los civiles, los que mandamos. Es decir, los civiles mejores. Y hemos posado para la posteridad en impresionantes retratos de grupo. En la exposición se ilustra con más detalle la vida de cuatro de nosotros, que nos retratan a la perfección a todos.

Frans Banninck Cocq
Frans Banninck Cocq
Pieter Hasselaer
Pieter Hasselaer
Frans Banninck Cocq
Isaac Commelin
Elisabeth Reael
Elisabeth Reael

ENCANTADO DE CONOCERLE:
PIETER HASSELAER

Soy Pieter Hasselaer, y mi profesión es comerciante. Mi padre es un rico cervecero, que ocupa un puesto en la dirección de la Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales (VOC) y en el Consejo de Ámsterdam. Pero yo quiero llegar más alto, para lo cual tengo que trabajar en mi red de contactos.

Por eso ingreso en la guardia cívica, que es el ejército ciudadano encargado de mantener el orden en la ciudad. Cuánto más alto es tu rango, mayor es tu influencia en la vida de la ciudad y viceversa. Comencé como teniente y terminé con el rango de coronel, el más alto rango.

SOMOS UN CÍRCULO EXCLUSIVO

Otro ámbito de contactos sociales es el mercado del matrimonio. Nosotros, los pertenecientes a los happy few, nos casamos exclusivamente entre nosotros. Los matrimonios son fusiones de patrimonios e intereses. El amor siempre puede surgir y crecer con el tiempo.

Y yo me hago con un buen partido: Aeghje Hooft, hija de un comerciante que ha sido alcalde nada menos que doce veces. También en lo concerniente a la política preferimos mantener la cosa entre nosotros. O sea, que estoy dentro. ¡Adelante, hacia el poder!

EN LA CUMBRE DE LA ESCALA SOCIAL

Tras la muerte de mi suegro ocupo la alcaldía ocho veces. Por tanto, puedo decir que lo he logrado. ¿Y cuál es la receta? Ser de buena familia, manejar los contactos con astucia, trepar en la sociedad con un buen matrimonio y ganar mucho dinero.

El culmen del rango social es aparecer en un retrato de grupo, porque así demuestras que perteneces al círculo de los poderosos. ¿Y cuál es el colmo de un rango social superior? Aparecer en dos retratos. Como yo: no tiene usted más que echar un vistazo.

VENGA Y OBSERVE

En treinta retratos gigantescos de las colecciones del Museo de Ámsterdam y del Rijksmuseum se cuenta la historia de los ciudadanos holandeses y de sus ciudades. Venga y descubra las semejanzas con la mentalidad holandesa actual.

Planifique la visita